in

E-Commerce: La Manera de Impulsar las Ventas de Negocios y Emprendedores

E-Commerce: La Manera de Impulsar las Ventas de Negocios y Emprendedores

mil futuro llegó y al golpear a la puerta dijo: «Su pedido ya está aquí». El eCommerce es una de las grandes novedades del siglo XXI; tras la pandemia, con una avalancha sin precedentes en la incorporación de usuarios y la consolidación de nuevas modalidades, este tipo de comercio se conviro en el emblema de la nueva normalidad.

América Latina es un punto culminante de esta transformación. Si 10 millones de latinoamericanos realizaron su primera compra en línea durante 2020, eso representó un aumento vertiginoso del 37% en solo un año, según Morgan Stanley, una firma global de servicios financieros. Además, este crecimiento prácticamente se duplicó para 2022, convirtiendo a la región en el mercado de comercio electrónico de más rápido crecimiento en el mundo. En las economías más grandes de Centroamérica y el Caribe, casi el 30% de la población mayor de 15 años recibe o realiza pagos digitales y el valor total de las ventas en línea en 2022 se estima en USD 11.068 millones.

A pesar de todo este crecimiento, el volumen de ventas en línea en América Latina es solo el 20% de las ventas minoristas totales. Según Morgan Stanley, el mercado de eCommerce ronda los USD 100.000 millones, cifra que podría duplicarse en 2025. Las diferencias entre nuestra región y los mercados desarrollados son precisamente del tamaño de la oportunidad que el ecosistema tiene frente a ella.

Le puede interesar: Omnicanalidad en el eCommerce

Un camino con grandes retos

Durante años, el desarrollo del comercio electrónico en Centroamérica y el Caribe enfrentó dos situaciones: dificultades logísticas y de infraestructura, y poca penetración de los medios de pago digitales.

Ese panorama ya cambió. Con una de las poblaciones más jóvenes del planeta, la penetración de los smartphones se intensificó. Esto, junto con una mayor conectividad, preparó el terreno para la democratización del comercio digital.

Por otro lado, se produjo una revolución en el ecosistema de pagos. En 2022, de un total de oportunidades de pago que rondan los 1.4 billones (trillones, en inglés) de dólares en toda la región, incluyendo comercio minorista y comercio electrónico, las tarjetas de débito y crédito ya han alcanzado el 44%. Otros medios digitales en conjunto acarican el 20%, dejando al efectivo solo en el 37% de la torta. Un panorama totalmente diferente al de la prepandemia.

En este contexto, el comercio electrónico ha demostrado ser uno de los principales vectores de inclusión financiera. Y ha crecido gracias a una retroalimentación virtuosa con el desarrollo de los medios de pago: la digitalización de los pagos impulsa el crecimiento del comercio digital, tanto como el crecimiento del eCommerce potentia la digitalización de los pagos.

En un contexto de rápido crecimiento y gran potencial, con grandes jugadores globales que pretenden disputar el mercado, las empresas, empresarios y pequeños comercios tienen una gran ventaja: la posibilidad de generar vínculos de lealtad con sus clientes.

Lea también: El Futuro del Ecommerce Con bases del presente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Apple WWDC23 image

Apple confirma la fecha principal de la WWDC 2023

Informe de Cobertura de Banda Ancha 2022: explosión de fibra y 5G

Informe de Cobertura de Banda Ancha 2022: explosión de fibra y 5G