in

Entre escándalos, ciberseguridad y Covid Radar: grandes fiascos tecnológicos 2021

Entre escándalos, ciberseguridad y Covid Radar: grandes fiascos tecnológicos 2021

 

Sin tecnología no somos nada. Y en 2021, luego en 2020, donde trabajar desde el sofá de la sala se convirtió en la norma, está claro nuevamente. Casi 365 días después, con el último año todavía sin aliento, seguimos confiando más en nuestros dispositivos e Internet.

Además, persisten algunos de los problemas con los que nos hemos encontrado desde entonces, como la escasez de consolas de próxima generación o el creciente número de ciberseguridad. Y no parecen desaparecer, al menos por completo, durante esos 2022 que ya están llamando a la puerta. Recopilamos algunos de los más importantes.

Un virus que busca secuestrar dispositivos para obtener dinero de rescate – empresas e instituciones continuaron trabajando duro durante 2021. Uno de los casos más notables del año son los ‘hacks’ de empresas como Acer, Kaseya o American Colonial Pipeline. Instituciones españolas, como el Servicio Público de Empleo (SEPE) o el Ministerio de Trabajo, han sufrido sus efectos en los últimos meses.

 

El agujero de internet

Hace unas semanas, la empresa Alibaba compartió el descubrimiento de una de las vulnerabilidades más graves en la historia de Internet. Se llama Log4Shell y se estima que afecta a 3 mil millones de aplicaciones y sitios web en todo el mundo. Específicamente, todos los que usan la biblioteca de registro de código abierto log4j, desarrollado por Fundación Apache.

“Es una vulnerabilidad que no hemos abordado en el siglo XXI. Principalmente, porque esta biblioteca soporta una gran cantidad de aplicaciones y tecnologías ”,

Explica Jorge Chinea, jefe de servicios reactivos del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe).

Según el instituto y varias empresas de ciberseguridad consultadas por este diario, el fracaso es fácil de explotar y podría permitir que el cuerpo cibernético se apropie de una red corporativa o robe información. Actualmente, la mayoría de los delincuentes cibernéticos están escaneando Internet en busca de posibles víctimas. Algunos están explotando la vulnerabilidad para minar criptomonedas. Ya está disponible un parche que soluciona el problema.

 

Facebook y su crisis de fama

2021 no tuvo un año más para Facebook. Ni siquiera cerca. Cuando Mark Zuckerberg lanzó Meta en 2020, las redes sociales ya estaban en marcha, por lo que el objetivo principal parece ser romper la pantalla y construir un meta-análisis en el que todos utilizaremos gafas de realidad virtual para viajar, trabajar o jugar al ajedrez.

Un importante escándalo de reputación también ha asolado a la compañía: la exposición de miles de documentos internos que ponen en duda los esfuerzos de la empresa por mantener las plataformas libres de contenidos perjudiciales.

La empresa se vio obligada, debido a la presión de legisladores y científicos, a planificar su Versión de Instagram para niños menores de 13 años. Además, el escrutinio por parte de los legisladores, especialmente en los Estados Unidos, va en aumento.

 

Cuando todo se derrumba

Las redes sociales, de hecho, se han democratizado desde hace algún tiempo. Y cuando fallan, quién más se ve menos afectado. Esto salió a la luz nuevamente en octubre del año pasado. Específicamente, 4 de octubre; cuando Facebook, Instagram y WhatsApp estuvieron inactivos durante aproximadamente 6 horas. Mucho tiempo para que Twitter llene los memes de memes y para tener claro, una vez más, cuán dependientes somos de estas herramientas, que acumulan más de 3.000 millones de usuarios en todo el mundo.

Más brevemente, en aproximadamente una hora, hubo un colapso de Fastly en junio pasado, que dejó colgadas páginas de medios como The New York Times o instituciones como el sitio web oficial del gobierno del Reino Unido. ¿La culpa? Los servidores de la red de entrega de contenido (CDN) fallaron.

 

Radar Covid naufraga

No importa cuántas ondas Covid-19 hayan ocurrido hasta ahora, Radar Covid, la aplicación española de seguimiento del coronavirus no despegó. Ya sea por esa supuesta falta de transparencia por parte de algunos científicos y jurados, o por el desinterés de las comunidades autónomas y de la Salud en apostar por una herramienta que, según muchos expertos, podría marcar la diferencia en la lucha contra la pandemia.

Hasta la fecha, casi año y medio después de probar la aplicación en La Gomera, ha recogido cerca de 8 millones de descargas y ha conseguido presentar la cifra pírrica de 83.297 casos positivos. Además, la falta de una evaluación de impacto durante su creación, contraria a las directrices de la Unión Europea, llegó a su fin el pasado mes de junio con la apertura de dos procesos sancionadores, uno para la Dirección General de Salud Pública y otro para el Ministerio de Economía y Transformación Digital – por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).

 

LinkedIn, Health y (nuevamente) Facebook

A veces, independientemente de las medidas y el buen trabajo del usuario, nuestros datos se eliminan en internet. En abril del año pasado, la firma especializada en ciberdelito Hudson Rock negó que un presunto usuario de un foro de piratería filtró más de 530 millones de cuentas de Facebook.

Aunque la filtración, reportada y solucionada en 2019, no contenía información muy sensible, como contraseñas proporcionar suficientes datos de usuarios de Internet para la ciberdelincuencia para lanzar ataques mucho más específico. Estos incluyen números de teléfono, identificaciones de cuentas de redes sociales, correos electrónicos, nombres completos, fechas de nacimiento y ubicaciones. Y lo mismo sucedió en el mismo mes con los usuarios de la red social enfocados en el mercado laboral de LinkedIn.

Meses después, Telemadrid denunció una brecha de seguridad en los portales de salud de la Comunidad de Madrid que dejaba en el aire información sobre miles de ciudadanos; incluidos los números de teléfono, los números de la Seguridad Social y sus lugares de residencia.

 

Año sin PS5

Más de un año después de su lanzamiento, obtenga una Xbox X Series. o uno Playstation 5 todavía es prácticamente imposible. No. Microsoft ni Sony resolvieron con éxito la crisis de los componentes y, según los fabricantes, la escasez de consolas de primera generación podría continuar hasta 2023.

Durante 2021, los usuarios continuaron disfrutando de la mayoría de los grandes videojuegos que llegaron al mercado. En 2022 las cosas pueden cambiar ligeramente, teniendo en cuenta, en principio, propuestas como ‘Forspoken’, ‘Avatar Frontiers of Pandora’ o ‘Starfield’ serán exclusivas de la nueva generación de consolas. Con todo, títulos como ‘Gran Turismo 7‘ El’Dios de la guerra Ragnarokse podrá utilizar en PS4.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Blockchain ofrece una excelente experiencia para el cliente

La Blockchain ofrece una excelente experiencia para el cliente

¿Qué es la tecnología Li-Fi ultrarrápida?

¿Qué es la tecnología Li-Fi ultrarrápida?